viernes, 29 de junio de 2012

Movimientos Sociales en Chile y Latinoamerica una Mirada Diferente

El trabajo en general se compone de una crítica a los movimientos sociales en América latina dando ejemplos en diferentes países donde se desarrollan problemáticas sociales de carácter nacional o mundial. Los cuales nos darán los lineamientos a seguir en los diferentes cuestionamientos, apreciaciones y opiniones en diferentes áreas sean estas, económicos, sociales o culturales. Esto nos Dara un patrón de entendimiento diferente y significativo. Mirando no solo los movimientos sociales y sus luchas justificadas o no desde un único punto de vista si no que con estos puntos de vista poder realizar comparaciones. Pasaremos por la historia de países como Chile y sus peculiares representaciones de movimientos sociales en ecos de poder democrático y renovador de fuerzas políticas. Hasta llegar a al día de hoy a través de la historia de Latinoamérica.

Cuando hablamos de movimientos sociales en chile principalmente, como todo proceso investigativo recurrimos a las fuentes históricas o investigativas de la época en particular o el movimiento como tal para tener una mayor percepción y entendimiento del o los fenómenos, por que ocurren, o cuáles son las motivaciones para seguir en ellos. De Acuerdo a esto podemos mencionar que en chile se produce un quiebre historiográfico de proporciones “históricas”, ya que la falta de trabajos en los primeros días del siglo XIX y XX (1800- 1900 -1920), eran muy pocos y en realidad solo algunos podían leerse debido a su carácter investigativo. También se analizaban los movimientos sociales de forma  generándose especulaciones y no un seguimiento constante a la llamada “Cuestión Social”. Con el transcurso de los años en los 50 principalmente se produce una etapa que podríamos indicar como  la ilustración, donde se producen los primeros trabajos de sobre el desarrollo del capitalismo y el Movimiento Obrero en Chile (Garcés, 2004). En los 70 con la llegada en democracia de la Unidad Popular y finalmente se da el “Boom” del área investigativa en los 80 – 90, con el fin de esclarecer el Movimiento Obrero, el de los Pobladores, Campesinos, el Frente Popular, la Revolución en Libertad. Como casos de estudios a considerar en los nuevos estudios.

Propiamente en los albores del siglo XXI se hace mas imperativo el hecho se cuestionamientos históricos con el fin de buscar la verdad, como ejemplo la Masacre en la Escuela Santa María de Iquique con el fin de dilucidar cuales fueron la cantidad de muertos, etc. que se produjeron en ese movimiento social. Y como fundamental en el estudio de los temas de los movimientos sociales esta lo del golpe militar  de 1973 y sus consecuencias sociales.

A principios del siglo XX se realizaron varios movimientos sociales, referidos a la “Cuestión Social” o Lucha del Proletariado. Todo esto como consecuencia de la industrialización del país en esos años. Problemáticas generadas por la industrialización del cobre, la industria textil, la pesca, etc. Generando descontento social sobre todo a las clases en conflicto, cabe señalar que este tipo de luchas de clases en chile siempre han estado bajo el amparo de la democratización del llamado “Pueblo” o la democracia como método de gobierno justo y libre. Varios procesos de los movimientos democráticos de carácter social fueron y estuvieron en nuestro que hacer nacional, cabe destacar tres momentos épicos de lucha social como el más importante tiene que ver con la “Asamblea Constituyente” realizada por intelectuales de la época (1924 -1925) y proletarios, la cual tenía por objetivo realizar reformas a la constitución chilena de aquellos años, estas reformas estaban orientadas a la ley laboral de 1924 como una continuidad de hechos sociales democráticos.

Donde también re realizaban aportes importantes o visionarios para esa época, como ejemplo se encuentra la Descentralización de chile en base a gobiernos regionales, la igualdad de derechos civiles de hombres y mujeres (cabe mencionar que en chile las mujeres en esta época no votaba en elecciones), sistema educacional, mayor representación de minorías políticas, como gremios, etc. Estas cuestiones sociales siempre han estado en las peticiones del otro chile, de ese bajo el alero del capitalismo y ahora bajo un sistema peor que es neo liberalismo.

Otra de los acontecimientos sociales importantes en los movimientos de chile es el del “Frente Popular” que gano las elecciones en 1938 a 1947 y puso en marcha un programa de expansión económica del Estado a manos de la Confederación de Trabajadores de Chile o CTCH, como principal consigna fue: “Pan, techo y abrigo” diciendo que cuales eran los lineamientos del programa de gobierno. En este gobierno también se creó  CORFO (Corporación de Fomento de la Producción) de la mano de ingenieros y la clase media que ya iba creciendo en influencias en los diferentes partidos políticos.

En los 50 también se creó la CUT (Central Unitaria de Trabajadores) a manos de Don Clotario Blest (militante cristiano, anarco – sindicalista), la cual cumpliría un gran rol desde ahí en adelante en todos los movimientos de la “Cuestión Social” o lucha del trabajador con respecto a el sistema económico, reformas, etc. La CUT debido a su lucha social se enmarco con partidos de izquierda o el bloque de izquierda a partir de su creación hasta los días de hoy. Durante los 50 también el movimiento feminista logro la participación ciudadana de las mujeres en chile, lográndose un nuevo nicho de encantamiento político en la sociedad chilena. Dándose el caso 50 años después donde el rol de la mujer con la elección de Michelle Bachelet, el rol de la mujer en el voto fue fundamental en el nombramiento de esta.

Luego a partir de los 60 con la polarización de los bloques Comunista – Socialista y Capitalismo a nivel mundial Chile no fue la excepción a la regla a partir  de esta época con el gobierno de El gobierno democratacristiano de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), llegó al poder con una mayoría absoluta y aplastante con el 56 % de los votos y la corriente política que votó por él iba desde la derecha hasta el ‘’centro’’ político, las políticas económicas de Frei estaban centrados básicamente en la implementación de cambios estructurales ‘’básicos’’ al proceso de reforma agraria y la participación chilena en la propiedad de la gran minería del cobre (en ese tiempo pertenecientes a los norteamericanos), a largo plazo el Gobierno de Frei pretendía una redistribución a través de cambios estructurales en algunos sectores económicos como lo eran el cobre y la agricultura.

Durante la década de 1960 hubo un gran incremento en la actividad política y social por parte del pueblo chileno. Esto se vio encarnado en el gran número de sus fragantes inscritos en los registros electorales el cual aumentó en 1.500.000 personas en 1958 a más 3.500.000 en 1970. Los porcentajes durante la década del 60’ eran del 15 % de la población total que sufragaba, la cual durante la década del 70’ subió a casi el 30 % de la población, es decir, el interés de la población por la política y la economía del país habían aumentado al doble, esto también se ve reflejado en el incremento de la participación de la gente en sindicatos (afiliación), donde también este número se duplicó. En un intervalo de 6años la sindicalización de obreros aumentó en un 38%, la de empleados aumentó en un 90% y los campesinos sindicalizados subieron de 2.000 personas (1964) a más de 114.000 (1970).
EL movimiento obrero y sus partidos políticos crecieron desde la década de1930 hasta 1970, dentro de un modelo económico de industrialización protegida.
En 1970, el porcentaje de la población activa en sindicatos llegó a casi un tercio. Tenían derechos y organizaciones importantes, representadas por la Central Única de Trabajadores (CUT). Después de los partidos políticos, los sindicatos fueron el portavoz más fuerte del pueblo. Sin embargo, por razón a las limitaciones de sus instituciones y de sus poderes legales, los trabajadores tenían menos fuerza con los empleadores que con el Estado. Por eso, dependían de sus partidos políticos, especialmente los comunistas y socialistas, para atraer el apoyo del gobierno para obtener mejores remuneraciones, condiciones de trabajo y concesiones del sector privado. Esa ayuda del gobierno nacional era sumamente crucial para combatir la inflación crónica. Esa colaboración con el Estado culminó con la Unidad Popular (1970-73), cuando los trabajadores conquistaron más que nunca. Fue el gobierno izquierdista más revolucionario en la historia de la América del Sur.

La “Unidad Popular” Se forma en diciembre de 1969 con el fin, de ganar las elecciones de 1970; estaba conformada por: Partido Radical, Partido Comunista, Partido Socialista, el Movimiento de Acción Popular Unitaria, el Partido de Izquierda Radical y la Acción Popular Independiente, para luego, mas tarde incorporarse la Izquierda Cristiana y el MAPU obrero campesino.



Con la necesidad de terminar con la polarización y unificar la Izquierda chilena, para que de este modo sea preciso cambiar y radicalizar las problemáticas del país, así mismo, terminar con la represión del sistema esclavizador capitalista y que todo el pueblo obtenga la igualdad de derechos, logrando siempre la Victoria del pueblo para realizar un gobierno eficaz, cuya amplia base de sustentación la aportará plural e integraba la  totalidad de los partidos políticos, como a la vez movimientos y fuerzas sociales que hicieron posible la unidad del pueblo.

La unidad Popular Planteaba en primer lugar que nuestro país se encontraba en una crisis social de gran magnitud, producto de las diferentes problemáticas que surgieron y las pocas soluciones que se le daban a estas, además de las crisis económica y política que se generaba producto de la polarización externa, que de una u otra forma afectaba a Chile. Por lo tanto todas las problemáticas del país se podían resolver, puesto que Chile contaba con muchas riquezas, como minerales, en el caso del cobre; extensiones de bosques vastas, un gran potencial Hidroeléctrico, los grandes terrenos agrícolas, el extenso litoral, para beneficiarnos de los recursos marinos, etc. Además de las capacidades, la voluntad y el progreso del trabajo chileno.
Por otro lado planteaba, que lo que ha hecho que Chile no surja y este estancado, es el sistema económico capitalista, dependiente del imperialismo, que está ligado a la burguesía, y a la elite que dominaba a todo la nación, no correspondía a aquellos tiempos y no podían resolver los problemas reales del país, los que derivaban precisamente por los privilegios de clase, a los cuales, nunca renunciarían. Además, que las políticas reformistas y desarrollistas de la Alianza para el Progreso, que luego hizo suyo Frei, no habían logrado nada realmente importante, puesto que creían que era un nuevo gobierno de la burguesía que estaba al servicio del capitalismo nacional y extranjero, puesto que no sirvieron de nada los débiles cambios sociales, que provocaron un mayor estancamiento económico, la escasez y la violencia en contra a la ciudadanía, creían que con todo esto se había demostrado que el reformismo, era incapaz de resolver los problemas reales del pueblo. De este modo el desarrollo del capitalismo monopolista niega la ampliación de la democracia y exacerba la violencia anti popular.
Pues también, controlar el monopolio comercial, y el comercio exterior que dicta sus políticas a través del Fondo Monetario Internacional, puesto que imponen la desvalorización de la moneda, bajando los sueldos y salarios, además de distorsionar la actividad agrícola, por medio de los excedentes agropecuarios. Así mismo, lograr un gobierno que realice verdaderamente los cambios necesarios, que reclama la ciudadanía en general y que con la Unidad Popular, Chile se logre liberar del Imperialismo, realizando juntos las etapas necesarias para llevar a cabo dichas propuestas.
La  UP se vio tensionada entre las acciones para avanzar al socialismo por la vía legal, tal como era propuesto por Allende, el Partido Comunista, los radicales y sectores del Partido Socialista y el MAPU-OC (Obrero Campesino), y un sector que promovía avanzar en una forma más radicalizada, promovida por el MIR, que no pertenecía a la UP, y sectores del PS y el MAPU (liderado por Óscar Guillermo Garretón). Tales contradicciones hicieron que en 1973 la UP no existiera como alianza política efectiva al estar paralizada las relaciones entre sus miembros, prefiriéndose el entendimiento directo con el presidente Allende.
Las erradas políticas económicas adoptadas por el gobierno produjeron escasez de todo tipo de productos e hiperinflación, lo que sumado a un clima de creciente efervescencia política terminó en un golpe de estado que se produjo el 11 de septiembre de 1973.
Cabe señalar que la lucha de clases como señala Marx y como nombre anteriormente se ha desarrollado a lo largo de la historia chilena y mundial. Estos acontecimientos se acrecentaron con el surgimiento de la Revolución industrial, el mal trato a la clase obrera desde la clase capitalista, el nacimiento y maximización de la elite política y económica. Esta ideología llego a chile también dando como primeros síntomas pequeñas revueltas en años como los 20 y acrecentados en la crisis del crack financiero del 29 donde chile, sufrió uno de los mayores golpes de Sudamérica en carácter económico en esa época.
Así esta lucha de clases fue acrecentándose pero de forma desapercibida, donde las clases oprimidas luchaban pero en secreto. La clase política de índole centrifuga basadas en la elite y menospreciando a esta clase de trabajadores.
Hasta que llegamos a la época de los años 40, donde transcurría la segunda guerra mundial y las ideas del fascismo, comunismo y libre empresa eran los definidores de las políticas económicas de los países en conflicto, provenientes desde el principio del siglo XX y este cambio de concepción de las clases sociales. A nuestro país también llegaron estas ideologías donde gracias al marxismo hubo un sentimiento primitivo de despertar social a la clase obrera pero no significativo, con el transcurso de los años llegando a los60 más transcendentalmente fue el gobierno de Don Eduardo Frei Montalva en pleno desarrollo de la guerra fría. Donde se estructuraban como antagonistas los modelos capitalistas (libre mercado) y Comunista (Control del Estado de la Economía). Don Eduardo Frei Montalva trajo consigo una ideología que se llamaría la Revolución en Libertad donde se implementarían o se iniciarían reformas económicas; La reforma agraria y la Chilenización del Cobre. Y consigo un despertar más significativo del ya llamado “Pueblo” viendo en estas soluciones una mayor equidad y mejor distribución del ingreso.
A este despertar llego el nacimiento de protestas y unificación de diferentes actores sociales y políticos que se vio ratificado en las urnas unos años después con la llegada democrática de Salvador Allende el año 1970. Y el bloque político de la Unidad Popular o UP, que llevo a Allende al poder de forma democrática de un régimen socialista –marxista.
En este sentido el pueblo, el proletario, se vio identificado con el sinónimo del poder, proclamando a viva voz que el pueblo era el poder, que “el pueblo no debe temerle al gobierno, sino el gobierno al pueblo”. Como ya sabemos Allende introdujo muchas reformas en beneficio del “Pueblo” y para él. Este sentido de pertenencia entre los representantes políticos y el pueblo llevo un nuevo significado de lucha de clases en la cultura y sociedad chilena. Bueno el gobierno de allende llego a su fin debido a un clima de polarización global, guerra fría y políticas económicas. Mediante un golpe de Estado a Manos de Las Fuerzas Armadas apoyadas por las elites Políticas y Económicas en contra de estas reformas e ideologías y apoyadas de forma indirecta por E.E.U.U.
Pasaron los años nuevas políticas económicas como el neo liberalismo y las desigualdades sociales transformaron el país de forma social y cultural, pero los días y la lucha de la Unidad Popular sigue en pie. Ahora a través del descontento social, los gremios de profesores o médicos que no han dado su brazo a torcer y lo que está en boga ahora la Educación. Donde los jóvenes están despertando de esta terapia del shock que dejó a la sociedad chilena sin voz, sin crítica social. La Unidad Popular nos dejó esa conciencia que ha estado dormida pero despertando agitándose en aguas de crisis económicas y realidades diferentes.
El legado de la Unidad Popular fue el de la crítica social, el de no dejar pasar las desigualdades económicas, de derechos humanos, la organización política gremial como fenómeno de enfrentamiento con la autoridad. Siempre pedir explicaciones de hechos.
Los movimientos sociales en América Latina se caracterizan principalmente por esta lucha de muchos (pueblo)  contra unos pocos (elite política o económica), como también otros hechos pintorescos por decirlo de algún modo que los apartan de los esquemas preconcebidos de los motivos de un movimiento social.  Florecen como los caudillismos, populismos, etc. Que son propios de la región y dan en muchos casos ser objetos de análisis de estudio profundos con el fin de entender el porqué, cómo y cuándo de los movimientos sociales en América latina.
Esto ha dado motivos para cambiar los paradigmas en los análisis de estudios. Es decir, el paradigma clásico, teórico y práctico, en relación a los actores sociales y a la acción colectiva privilegiaba la  dimensión estructural. Este era el componente “duro” de la sociedad, en tanto el actor y la acción colectiva eran el componente “blando”. Existe la convicción generalizada que este paradigma ya no da cuenta de la realidad actual. Ello porque, por un lado, en el mundo de hoy se han producido enormes transformaciones estructurales y culturales que nos enfrentan a un tipo de sociedad distinto. Por otro lado, han aparecido nuevas formas de acción social y nuevos actores, al mismo tiempo que se transformaban las pautas de acción de los actores sociales clásicos.

También cabe mencionar que se producen nuevos objetos de estudios que son importantísimos a la hora de dar respuestas a las problemáticas sociales donde se pueden definir conceptos a partir de conocimientos ya establecidos pero dando otro matiz al proceso investigativo. Asimismo, una sociedad determinada se define a partir de la particular configuración de las relaciones entre el Estado régimen y partidos políticos, y sociedad civil o base social. Esta relación históricamente acotada es lo que permite hablar de una matriz sociopolítica.

Esta matriz sociopolítica es la que nos da la línea de entendimiento para poder entender que es lo que pasa en los procesos sociales de América latina. Ya que es el fundamento imperioso de las luchas sociales.

Me atrevería a decir que la mayoría de los movimientos sociales americanos se han caracterizado por la lucha del empoderamiento de la gente a través del estado y actores sociales, esto quiere decir una igualdad de conocimientos específicos de algunas áreas como la económica que maneja un pequeño porcentaje de la población en general y dar ese conocimiento a modo masivo. Para que las personas se hagan de ese conocimiento y no puedan violar sus derechos humanos, sociales, estatales, constitucionales, etc. Un ejemplo claro seria Venezuela hace un tiempo hasta ahora con el Gobierno de Hugo Chávez, una de las políticas es poner trozos de la Constitución Venezolana en diferentes alimentos de consumo masivo, estos pueden ser arroz, lentejas, etc. Los cuales al momento de comprar la gente pueden leer esos fragmentos cosa que no harían aunque tuviesen la constitución en sus manos. En Paraguay y la creación de un canal Estatal como otro ejemplo claro de empoderamiento de la clase subyugada por este concepto de mayor conocimiento mayor poder.

Otro hecho que se produce es la ascensión al poder de los movimientos a través de la democratización, o la llegada al poder de los frentes de lucha a través de la democracia, generando reformas significativas como los cabildos comunales. Buscando una mayor representatividad de diferentes sectores minoritarios, como los ecologistas, minorías sexuales, sociales como los indígenas. Un ejemplo claro seria Bolivia donde el partido indígena de ese país tiene participación en la cámara, dando representación a esa inmensa minoría étnica. En chile se exige a su clase política un cambio profundo al sistema binominal para elegir escaños.

Obviamente que en América latina siempre ha sido una lucha en democracia, esa democracia controlada por un pequeño porcentaje de la población esta llamada “Elite”, la cual puede ser política o económica. Generalmente se mezclan estos conceptos sobre todo en economías mixtas típicas de América latina, generando grandes diferencias en cuanto todo lo que sea aspecto social. Llevando a la clase oprimida no en una lucha contra el sistema o la Elite sino a una lucha por la supervivencia humana. Esta Elite se esconde debajo de bloques de partidos no dando espacio a grupos minoritarios u otros partidos en la toma de empoderamiento o cuestiones legislativas propias de los países.

En conjunto con la globalización proceso que no es nuevo pero se ha acrecentado con el pasar de los años. Debido a al auge de las tecnologías informativas y que van de la mano con los movimientos sociales globales, como sería el movimiento ecologista. Cabe señalar que estos movimientos cuando son globales y así lo indica la tendencia siempre se escudan bajo organismos globales los cuales pueden ser de gobierno como la ONU u ONG´S. Saltándose muchas veces los estados y dando énfasis a estos entes globales, para poder influenciar los estados en la toma de decisiones. Un ejemplo seria HidroAysen en Chile, donde la tecnología, los movimientos sociales propios del país, el llamado a entes internacionales, forman parte de un todo. A la hora de diagnosticar y atacar problemáticas sociales o ambientales en este caso en particular.

Debido a estos acontecimientos el hecho de esta “Matriz Clásica” se va perdiendo por el tiempo. Ya que las sociedades cambian, las presiones sociales cambian, los métodos de estudio cambian, gobiernos y estilos de gobiernos. Como cae esta matriz también caen los conceptos de la Política y el Estado los cuales con su carácter centrifugo en post de cuidar los intereses de la Elite no da respuesta y no escuchan al pueblo clamar por soluciones reales. Otro concepto también a estudiar donde los movimientos sociales también entran es en esta Sociedad de la Inmediatez, si comparamos las problemáticas de antes y ahora por decirlo así los movimientos clásicos son los mismos, educación, salud o simplemente satisfacer las necesidades básicas del hombre a través de la supervivencia humana.

Estos se les buscan dar respuesta de forma inmediata en el descontento social y no mediante procesos burocráticos o políticos complejos. Con el empoderamiento de las clases sociales en la lucha de sus diferentes cuestiones. No hacen hincapié en procesos como proyectos de ley, sino que piden soluciones reales, significativas e inmediatas. Un ejemplo seria el Movimiento Estudiantil en Chile, el cual no fue escuchado en los últimos 50 años que se ha arrastrado por los diferentes gobiernos no importando el color con excepción del gobierno de Unidad Popular. Los jóvenes estudiantes no quieren que los procesos se demoren años, lo quieren ahora y ya. Incluso llaman a mas sectores a apoyarlos y ellos a apoyar a estos sectores. Esta colectivización de actores sociales no solo propios de un país sino que se están haciendo en diferentes países del continente americano, e inclusive realizando ecos en otros países para también cuestionarse estas problemáticas y comparar las diferentes realidades sociales, económicas y culturales.

Movimientos más intelectuales tienen que ver con la cuestión cultural que ha sido cuestión de diferentes temáticas investigativas. Ya que como producto de la globalización las culturas propias de los países en muchas ocasiones se ven superadas por cultura o importación de la tal desde las superpotencias culturales que a la vez son económicas. Como poder seguir realizando cultura propia sin dejar las raíces de los países? Son una de las cuestiones importantes en el día de hoy. Donde el que tiene el poder económico tiene el poder social y cultural de las diferentes sociedades un ejemplo claro es México, vecino cercano de Estados Unidos. Donde se puede ver a simple vista como una superpotencia puede influir en cada aspecto social de su vecino. Alimentación, vestimenta, leyes, etc. La cultura americana se ha sido transladando a México y viceversa. En Estados Unidos esta extrapolación se debe no a que México sea una superpotencia económica y debido a esto sea capaz de permear su cultura, sino a las tasas de inmigración que tiene ese país y sobre todo de mexicanos lo que también a traído como consecuencias un cambio cultural en Estados Unidos. Lo que provoca también movimientos sociales como el de los latinos en Estados Unidos y la reinvidicacion de derechos humanos y poder llamarse ciudadanos. Y en México el llamado a no participación de Estados Unidos en su sistema de vida, tanto económico, social y cultural. Buscar una independencia aunque no sea total pero si parcealisada de las diferentes realidades coyunturales.

Los cuestionamientos sociales en América latina han llegado a puntos fundamentales como lo que ha pasado en argentina en la nacionalización del petróleo y los conflictos generados con ellos, por eso cuando hay movimientos sociales que buscan la inmediatez, que se ven reflejados en los entes democráticos participativos y en el poder de la toma de decisiones. Estas por ultimo no son fáciles de realizar a menos del consentimiento nacional o de naciones como se podría decir de la sociedad como tal. En estas luchas democráticas siempre hay que preguntarse y respetar a las minorías sean participes o no de los procesos de cambio. Esto nos da otra perspectiva de acción de los últimos movimientos sociales. Que tienden a desarrollarse de forma cíclica sobre todo cuando son problemáticas sociales clásicas. Por una parte esta la solución eficaz esa donde el Pueblo puede respirar en paz y tranquilidad en su lucha, y luego con el cambio de paradigmas de gobierno sean golpes de estados o cambios de gobiernos.

 Los cuales se ven en retrocesos o pérdidas de estos. Por eso no es de extrañar lo que ocurre en Bolivia, Paraguay, Venezuela y Argentina. Donde la Elite a través de los diferentes mecanismos trata de dar vuelta la manera de ver las cosas en la sociedad. Diciendo que esas luchas si son justificadas pero no está en la forma de lograrlas o en el camino del País. Carl Marx podríamos decir que fue significativamente visionario en este sentido ya que podríamos decir que siempre se resume a una lucha de clases. O como se dice ahora lucha de Poderes sociales. Donde el sector que tenga el poder del Estado tiene el poder Social y es mas donde se tenga el poder de los medios de comunicación puede pintar el mundo de arcoíris en uno que está lleno de blancos y negros. Dependiendo del bando que este en disputa.  
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;